Variante Lambda de COVID tiene alta infecciosidad y gran resistencia a vacunas

La variante Delta del COVID ha provocado nuevos brotes en muchas partes del mundo debido a su alta transmisibilidad, sin embargo la cepa Lambda demostró ser más infecciosa de lo que se pensaba y con una gran resistencia a la inmunidad antiviral inducida por la vacuna.

Lambda, registrada por primera vez en Peru en el año 2020, está actualmente catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante de interés, a diferencia de las cepas Alpha, Beta, Gamma y Delta que pertenecen a la categoría de variantes preocupantes.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Tokio, Japón, descubrieron que Lambda actualmente se extiende en algunos países de América del Sur como Perú, Chile, Argentina y Ecuador.

Por ello, mediante un estudio publicado en el repositorio científico bioRxiv, los investigadores se dieron a la tarea de estudiar las características virológicas y rasgo evolutivo de esta variante mediante un análisis filogenético molecular.

Además, gracias a la mutación RSYLTPGD246-253N, única por deleción de siete aminoácidos en el dominio N-terminal de la proteína de pico Lambda, cuenta con una capacidad de evasión de los anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacunación.

“Los experimentos virológicos demostraron que una deleción grande de 7 aminoácidos, la mutación RSYLTPGD246-253N, no afecta la infectividad viral pero es responsable de la resistencia a la neutralización inducida por la vacuna”, detallaron.

Si bien se podría considerar que Lambda no es no es una amenaza continua en comparación con otras variantes, debido a que “es relativamente resistente a los antisueros inducidos por la vacuna, es posible que esta variante sea factible para causar una infección progresiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: