Con tan solo 11 años de edad, Sergio Eduardo Oliden Macías, es todo un ejemplo a seguir, pues a pesar de que perdió a su padre, él y su abuela María Novella, quien se encuentra delicada de salud, han salido adelante pese a las limitantes económicas.

Sergio Eduardo a su corta edad se ha convertido en el «hombrecito del hogar», ya que desde antes de las 7:00 de la mañana se encuentra de pie para darle el medicamento a su abuela de más de 60 años, después comienza a preparar los alimentos para el desayuno, limpiar la casa y por último realizar sus tareas en línea.

A pesar de que viven de un casa humilde en la colonia Ampliación Los Álamos y contar con lo necesario para atender las necesidades básicas, los ladrones hicieron de las suyas hace más de tres semanas al ingresar a la casa y robar la tablet con la que realizaba sus trabajos de la escuela.

Asegura que el tiene que ir a visitar a su mamá pues desde la muerte de su padre, no ha ido a verlo. Ahora que terminen las vacaciones decembrinas, la preocupación para la señora María y el pequeño Sergio volverán al no contar con una herramienta digital para realizar sus tareas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *