La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, informó que la ceremonia de investidura presidencial de Joe Biden del 20 de enero será con pocos invitados para evitar contagios de COVID-19; sin embargo, aclaró que esto ‘no cambia la naturaleza del juicio’.

‘Nos estamos preparando para esta investidura desde ahora, estamos determinados a algo muy pequeño para poder mantener la distancia y la plataforma de toda la gente que esté cuidada, porque esto es necesario para evitar el número de personas’,dijo.

En conferencia semanal, aseguró que asistirá un‘muy pequeño porcentaje de personas’,lo cual es algo excepcional porque estamos eligiendo un nuevo presidente de Estados Unidos, pero no hay que arriesgar a las personas, su salud y poniendo en riesgo sus vidas, así que esto será pequeño’.

Agregó que ante los disturbios en el Capitolio por parte de simpatizantes de Donald Trump, se reforzará la seguridad.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *