La historia de Dick, de 89 años y Shirley, de 87, generó conmoción luego de que se diera a conocer que la pareja falleció tomada de la mano y a tan solo tres días de ser vacunados contra el COVID-19.

Kelly Meck, hija de la pareja, comentó en el programa WMC 5 Action News, de la cadena NBC, que días antes de ser hospitalizados, sus padres le mencionaron que se sentían un poco resfriados.

La pareja había celebrado 70 años de matrimonio el pasado 22 de diciembre, el 26 del mismo mes, fueron notificados de haber dado positivo a COVID-19 y posteriormente, fueron hospitalizados el 8 de enero.

Tras no responder de manera favorable al tratamiento, los cinco hijos de la pareja solicitaron que se reuniera a sus padres en una sola habitación. Luego de lograrlo, con pocos minutos de diferencia, Dick y Shirley fallecieron el pasado 16 de enero.

Luego de que Shirley muriera, «la enfermera puso la cabeza de mamá sobre el hombro de mi papá y le dijo: ‘Dick, está bien, puedes irte ahora. Shirley te está esperando’. Pasó en cuestión de minutos”, declaró Debbie Howell, otra de las hijas de la pareja.

La pareja, quien dejó un legado de 5 hijos y 28 bisnietos, serían vacunados el 19 de enero, mismo día en que Dick cumpliría 90 años.

Con Información de Agencia

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *