En vez de pasar la Navidad festejando Aracely Sánchez la pasó en el Hospital Pediátrico de Sinaloa debido a que a su hijo Martín de 6 años le cayó una chispa de una cebollita en un ojo.

Su niño contó no juega con cohetes sólo que ella estaba barriendo el patio y niños del sector estaban tronando cebollitas y el niño estaba mirando, una tronó cerca de él y le cayó una chispa y una parte del material de una cebollita en uno de sus ojitos.

Después de esto el niño no podía ver nada, y era como si trajera una gran gota de sangre en el ojo.

Mañana tienen cita con el médico para ver si le quedó algún daño al niño quien esta en tratamiento. Este hecho ocurrió en la colonia Adolfo López Mateos en una donde año con año es denunciada por la gran cantidad de pirotecnia que se escucha.

Aracely llama a los culiacanenses que no permitan que sus hijos jueguen con cohetes porque puede salir lastimados su caso es un claro ejemplo que aunque niños no les guste la pirotecnia pueden salir afectados porque otros se andan divirtiendo, pide que ya no haya tragedias por pirotecnia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *