México.- Investigaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México lograron encontrar el cuerpo de un hombre desaparecido, estaba sepultado en la sala de la casa de su amigo.

Los hechos iniciaron el pasado 6 de enero, Omar Rafael González un coreógrafo, no regresó a su hogar, un día antes había estado en una fiesta trabajando en la Zona Rosa, al salir de ahí se dirigió a la casa de su amigo Juan Erick en Tlalnepantla en el Estado de México.

Con una orden de cateo las autoridades entraron a la vivienda; un perro policía olfateó y marcó el lugar exacto donde se encontraba el rastro del hombre desaparecido.

El sujeto de nombre Juan Erick dijo que estaba construyendo una cantina en ese sitio por eso había maderos y otros materiales recién colocados. En ese momento fue hallado el cuerpo sin vida de Omar Rafael, el coreógrafo que había estado buscando su familia.

Tras el hallazgo, Juan Erick fue detenido, el sujeto confesó el homicidio, dijo que habían estado tomando bebidas alcohólicas pero que no se acordaba qué pasó, señaló que al despertar ya había cometido el crimen.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *