Familiares de un hombre reclaman que el Hospital General de Zona número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social de Querétaro los indemnice luego de que cometieran un error sobre el estado de salud del paciente.

La familia Paredes Medrano denunció que el hospital los notificó sobre la supuesta muerte de Armando Paredes Serrano, quien permanecía internado en el área COVID de dicho hospital desde el 27 de diciembre.

Como a las 13:30 de la tarde nos citaron para enseñarnos una tomografía y cuando pasamos a ver al doctor nos informa que mi papá se encontraba grave, que había muchas posibilidades de que falleciera, pasaron los 10 minutos y nos dice que mi papá en efecto había fallecido», declaró a Noticieros Televisa, Andrea Paredes, hija del hombre.

Tras recibir la noticia de la muerte de su padre, realizaron diferentes trámites entre ellos el certificado de defunción y la contratación de servicios de cremación.
Sin embargo, cuando acudieron al reconocimiento del cuerpo, se percataron de una especie de nerviosismo entre el personal que los atendió.

«De pronto se nos acerca una señorita del servicio social y nos dice que había una noticia buena, me dijo que era otra autoridad la que me tenía que decir. Le dije ¿mi papá está vivo? Sí, sí está vivo su papá», dijo Andrea Paredes.

Por su parte, el IMSS ofreció una disculpa a la familia de Armando y reconoció que la defunción no ocurrió.

Aseguraron que se trató de un error debido a que había un paciente con el mismo nombre.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *