Con resultados por demás productivos culmino la madrugada de este 1 de noviembre un operativo de vigilancia a bares, en el cual se conjunto una amplia presencia de dependencias municipales e igualmente se integraron autoridades de Santiago Tulantepec

Se ejecuto la clausura del bar “La Bandida” quien excedía el aforo permitido y se incurrió en incumplimiento a las normativas de orden sanitario para evitar la propagación del SARS_COV2.

En esta ocasión, el que acudieran dependencias de Tulancingo y Santiago, marco la diferencia para que la cuestión limítrofe no fuera una limitante de actuación.

Por parte de Santiago Tulantepec fue concretada la clausura de La Bandida mientras que Reglamentos y Sanidad de Tulancingo ejecutó la clausura de “El Nido del Cuervo” y “Pragga”, por los mismos motivos de rebasar ingreso de personas, y no atender protocolos elementales de operatividad para protección ante la actual pandemia, tales como, uso obligatorio de cubrebocas, sana distancia, tapete sanitizante, distribución de gel alcohol.

En Pragga también fue suspendido un evento de lucha, ya que están prohibidos deportes de contacto físico y esta modalidad de espectáculo con espectadores.

Otros espacios visitados fueron Mussa e Ibizza y en estos lugares se verifico que si se aplican medidas de orden sanitario y se respeta aforo del 30 por ciento y se les invito a mantener esa disciplina y seguir cubriendo aspectos normativos instruidos por el sector salud.

En materia de salones de fiestas también se actuó con uno reportado por un evento de Halloween en la calle Pablo Casals de la colonia Jardines del Sur pues al interior había 200 personas, siendo esto un grave de riesgo por la alta exposición a contagios al COVID- 19.

El operativo culminó en la madrugada de este domingo con aciertos y un trabajo sumamente coordinado entre las direcciones de reglamentos y sanidad tanto de Tulancingo y Santiago.

La intervención de las fuerzas del orden de la Secretaria de Seguridad Ciudadana y de Policía Estatal permitieron que se actuara de manera oportuna y en el marco de la ley.

Cabe mencionar que el Concejo Municipal de Tulancingo comprometió mano firme y cero tolerancia a situaciones que quebranten acuerdos del Comité jurisdiccional de seguridad en salud.

Recientemente se realizó reunión de trabajo con propietarios de bares para advertir de la vigilancia permanente, por lo cual se lleva avante ese compromiso de cuidar de la salud y salvar el mayor número de personas de no contraer COVID, privilegiando la prevención

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *