Por tratarse de un punto importante que suministra mercancías provenientes de diversas partes de la república y el centro mayorista más grande de la región, la Central de Abastos fue objeto de reciente sanitización como parte de los esquemas para la protección a vendedores y compradores

Esta acción va orientada a establecer entornos confiables y contener la expansión de la cepa viral.

Cabe resaltar que dentro del operativo escudo, El Gobierno Estatal y los municipios trabajan activamente en la prevención a posibles nuevos contagios, por ello se despliegan trabajos permanentes y apegados a los protocolos para la operatividad de giro esencial.

El pasado 22 de enero se desarrolló un operativo de verificación a las medidas sanitarias en PIFSAL y afianzar que se implementen los protocolos que también se encuentran reforzados con información en lonas distribuidas en accesos, pasillos y áreas de uso común.

Durante el operativo del viernes, se pactó la sanitización y se instó a un trabajo coordinado entre autoridades y vendedores de PIFSAL a fin de que impere la autorregulación y autocuidado.

Aunado a ello, que exista el dialogo para trabajar en apego a lo requerido en este momento de máximo riesgo epidemiológico.

La sanitización implementada se desarrolló en un horario que no interfirió con las labores y se extendió al amplio terreno donde se encuentran asentadas bodegas y locales aplicando aspersión con bomba motorizada.

Se anticipó que los operativos de revisión en PIFSAL continuarán afianzando certeza de protección a la ciudadanía que acude a proveerse de insumos alimenticios.

Estas acciones se suman a los trabajos realizados en colonias como Fraccionamiento del Villar, Fraccionamiento La Esmeralda, Fraccionamiento Rincón Colonial, Fraccionamiento Los Pinos, Col Magisterio, Polanco, El Refugio y El Bulevar Huapalcalli.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *