Los gobernadores del país chocaron una vez más con el vocero sanitario gubernamental Hugo López-Gatell.

El funcionario federal propuso sancionar penalmente a los gobernadores si no respetan el semáforo impuesto desde la Ciudad de México.

Se le vinieron encina porque, precisó el quintanarroense Carlos Joaquín, se han tomado decisiones regionales por falta de apoyo central.

En reunión virtual encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, López-Gatell no encontró respaldo siquiera de la morenista Claudia Sheinbaum.

Ella le pidió ser más especifico cuando hablaba de ir en contra de los mandatarios estatales… El titubeó.

Sin embargo, los gobernadores atribuyeron esa amenaza a la desesperación de López-Gatell porque tiene “más de 100 amparos y demanda en contra de acciones de la Secretaría de Salud en materia de confinamiento por atribuciones indebidas y omisiones de las autoridades federales”.

Esto fue aprovechado por varios de ellos -el más crítico fue el yucateco Mauricio Vila- para subrayar que el desamparo es total.

El mismo Vila destacó la falta de sensibilidad ilidcd del gobierno federal para atender la crisis económica y la falta de apoyos para mantener la planta productiva y los empleos.

-Es insostenible transitar así -lo reforzó el sudcaliforniano Carlos Mendoza Davis.

Cuando estaba la situación muy tensa, Sánchez Cordero convocó a la próxima reunión para el lunes próximo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *