Las primeras imágenes difundidas del robo de medicamentos oncológicos de una bodega en Iztapalapa, revelaron que el robo ocurrió en tres horas y 29 minutos.

De acuerdo con cámaras de seguridad, el asalto inició a las 04:27 h cuando un tráiler ingresa a las instalaciones de los laboratorios Novag Infancia.
Una hora después ingresa un tractocamión y minutos más tarde un tercer vehículo. A las 07:00 h llega el último vehículo, una camioneta de redilas.
Los presuntos asaltantes ingresaron al lugar y exigieron al personal de vigilancia que les indicaran cuáles eran los medicamentos más costosos.

El expediente de la denuncia por el robo refiere que de la unidad bajaron tres hombres y brincaron por el portón del área del estacionamiento.
Uno de los testigos fue Noe ‘S’, encargado de vigilancia del almacén. De acuerdo con su declaración, intentó llamar al número de emergencia 911, pero «la llamada no salió».

Relató que llegaron dos hombres armados hasta su caseta de vigilancia, quienes lo amenazaron y amagaron, para hacer lo mismo con los empleados de seguridad, que terminaron sometidos, amarrados y encerrados en un mismo cuarto.

Indagatorias del caso señalan que, además de la primera camioneta de carga, llegaron al lugar tres tractocamiones. Una de ellas con cabina negra, otro más de cabina amarilla, y uno de cabina azul.
Al someter a personal, metieron camiones para cargar los medicamentos robados.

Activan Alerta Sanitaria

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Gobierno mexicano lanzó alerta sanitaria por el robo de más de 37 mil medicamentos contra el cáncer.

La Cofepris, el principal regulador de alimentos y medicinas de México, informó en un comunicado de que el robo de productos ocurrió el miércoles pasado en los almacenes de la empresa Novag Infancia, donde hurtaron medicamentos oncológicos fabricados por Laboratorios Kemex.

Los fármacos hurtados no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados o en internet, advirtió el organismo al explicar que son de uso exclusivo del sector público.

Es decir, solo están autorizados en la Secretaría de Salud, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado , el Instituto Mexicano del Seguro Social , la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional .

En los productos dados como robados no se garantiza la calidad y seguridad de los medicamentos, ya que se desconocen las condiciones de almacenamiento y transporte, indicó Cofepris en la alerta.

El robo de estos medicamentos ocurre en medio de críticas al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el desabastecimiento de medicamentos contra el cáncer.

Aunque la escasez de medicinas ha sido un problema común en los últimos sexenios, el año pasado se agudizó por los recortes presupuestarios y cambios en la forma de adquirir los productos impuestos por López Obrador, quien asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.

Padres de niños con cáncer de varios estados del país se han manifestado de manera frecuente desde enero para exigir a las autoridades el suministro correcto de medicamentos oncológicos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *