San Juan del Río Choapam, en Oaxaca, hoy parece un pueblo fantasma, pues los contagios y muertes que se han registrado de COVID-19, mantienen a la población resguardada en casa.

Fueron presuntamente las celebraciones del «Niño Jesús y las fiestas de fin de año, las que propagaron los contagios de este virus.

San Juan del Río contaba hasta hace unos días con mil 500 habitantes y lamentablemente, después de las fiestas se sumaron 11 defunciones por COVID-19 y 400 contagios.

Por lo anterior, el presidente municipal  enviaron una carta enviada al presidente de México Andrés Manuel López Obrador y al gobernador de Oaxaca Alejandro Murat, urgiendo ayuda, pues afirma que no cuentan con servicios de salud.

La población, haciendo caso omiso a las recomendaciones de las autoridades de salud, organizaron un baile popular el pasado 5 de enero, detonando los contagios de este virus.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *