Luego del repunte de casos de COVID-19 el fin de año en el Valle de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se presenta una disminución de contagios.

Afirmó no fueron rebasados en la capacidad hospitalaria y confió que esa tendencia se mantenga a la baja.
Dijo que este lunes sostuvieron un encuentro con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, donde se informó de la disminución de casos.

Le pidió a la población que mantenga las medidas sanitarias preventivas porque la epidemia sigue activa, aunque reconoció que ha sido pesado.

«Por eso estamos aplicándonos a fondo para que tengamos todas las dosis que se requieren», dijo.


Comentó que con la aplicación de la vacuna a los adultos mayores al mes de marzo bajará 80 por ciento la mortalidad.

con información de reporteindigo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *