TESTIMONIO DE JAIME, SOBREVIVIENTE DEL HONGO NEGRO EN CHIHUAHUA

Jaime Díaz de León, un hombre mexicano de la ciudad de Delicias, Chihuahua, ha superado dos enfermedades mortales en las últimas semanas, pues en menos de 15 días el COVID-19 y la mucormicosis rinocerebral, más conocida como “hongo negro”, invadieron su organismo.

Díaz de León fue dado de alta por el COVID-19 y comenzó a sufrir cefaleas agudas que le impidieron regresar a su trabajo.

“Era un dolor de cabeza insoportable, me despertaba en la madrugada llorando del dolor y mi hija tenía que inyectarme para quitarme el dolor, para poder dormir, comer y pasar el día, así pasé casi un mes”, señala.

El mexicano fue a un hospital privado de Chihuahua luego de no tener un diagnostico claro y el médico que lo trató, detectó en ese primer contacto una sinusitis severa que destruía la órbita del ojo e invadía la base del cráneo, así como también un aneurisma cerebral. 

Aunque en ese momento no existía una confirmación patológica de que se trataba de un hongo, sabíamos que era una infección agresiva y era urgente operarlo”, explicó el especialista.

Luego de ser tratado el aneurisma, Díaz de León fue operado otra vez para limpiar la infección y liberar los senos paranasales.

Además, los médicos tuvieron que extirpar el ojo izquierdo, que se encontraba completamente invadido por el hongo, para evitar la propagación de la infección.

Como la diseminación micótica fue interna, el paciente no desarrolló las características manchas negruzcas en su cara.

Fuente:El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: