Sigue el derroche en San Lázaro; ahora gastan 66mdp más

Con todo y austeridad, y en medio de la pandemia, la Cámara de Diputados sigue remodelando su sede. Este jueves, el diario Reforma dio a conocer que el recinto parlamentario ahora destinará 66 millones de pesos para remodelar por completo el salón de plenos, sustituir alfombras, tapizar curules y modernizar el sistema de votación.

Las obras comenzaron esta semana y se prevé que estén listas para arrancar la siguiente legislatura.

Es decir, en el mes de septiembre. La renovación de la alfombra, que apenas tenía cuatro años y medio de antigüedad, fue lo primero en la agenda.

Luego, tendrán que sustituir el plafón en el salón de plenos. Lo cual requerirá una inversión de 12 millones de pesos.

La Cámara de Diputados destinará también 42 millones de pesos para un nuevo sistema de votación y asistencia, pese a que hace nueve años gastaron 92 millones de pesos en un sistema digital que desplazó al análogo y que contempló pantallas “touch screen” en cada curul para que los legisladores conocieran los dictámenes a discusión.

Estos trabajos incluirán también el mantenimiento de 678 curules de madera y un nuevo tapizado por 12 millones 200 mil pesos.

En diciembre de 2016 se levantó la alfombra existente y se colocó una nueva, en una extensión de 2 mil 300 metros cuadrados, lo cual tuvo un costo de 8.1 millones de pesos.

Ahora, con el argumento de que está desgastado y representa un riesgo al transitar por estos espacios, el alfombrado será renovado.

La nueva tapicería también se colocará en el Salón Legisladores, en las galerías y auditorios del edificio A. Luego de casi tres años de la 64 Legislatura, en las bases de licitación se afirma que hay desgaste por falta de mantenimiento de la propia Cámara.

Al quedar los pisos al desnudo, en el pleno se colocó una estructura de andamios de 23 metros de largo, para hacer el cambio del plafón.

Esta obra consiste en el retiro del falso plafón existente, la instalación de uno nuevo, pintura y colocación de luminarias. “Se observa que el plafón, donde estaba el candil ornamental, se encuentra muy dañado, ya que tiene perforaciones en la mayor parte de su superficie, generadas por los espárragos de soporte del candil.

Algunas secciones han sufrido desprendimiento de la perfacinta, derivado de los movimientos sísmicos e incluso en algunas zonas se perciben las uniones entre paneles de tablaroca, toda vez que ya cumplieron su tiempo de vida útil”, se explica en la licitación.

Además, a finales de 2020 la Cámara gastó 13.6 millones de pesos en la compra de dos megapantallas led para el salón de plenos, en las que se registra la asistencia y voto de los 500 diputados.

Ahora, el nuevo sistema de votación prevé nuevos dispositivos en las curules, con los que se identificarán el nombre del legislador y sentido del voto, mediante reconocimiento facial hasta con cubrebocas, no solo con huella digital.

Dicho sistema permitirá el voto usando el celular, sincronizando las sesiones telemáticas con las del pleno. Se podrán ver los resultados de las votaciones que se hicieron en sesiones previas, visualizar imágenes y documentos, y habrá la nueva opción de registro para pedir la palabra.

También se le dará mantenimiento a 540 pupitres de madera con tablero y forrados en piel.

Se retapizarán sillones capitonados que utilizan funcionarios de la Cámara en el pleno y los existentes en el Salón Legisladores.

Las mesas semicirculares de la tribuna y de la Mesa Directiva, así como escritorios del personal de la Secretaría General, también recibirán mantenimiento.

En ese contexto, cabe recordar que, en febrero pasado, se registró el gasto de 30 millones de pesos para la desaparición del helipuerto y reforzamiento de cercas perimetrales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: