Ricardo Monreal quiere candidatura presidencial en 2024 pese al apoyo de AMLO a Sheinbaum

 Aunque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se encuentra apenas a la mitad del camino, varios son los nombres que han surgido para ser el relevo en la silla presidencial tras las elecciones de 2024.

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores ; y Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado de la República, son los que han adelantado la carrera para postularse en nombre del Movimiento de Regeneración Nacional .

Durante los últimos días, quien tomó la «delantera» fue Sheinbaum, pues durante la inauguración de una sucursal del Banco del Bienestar en Tláhuac, López Obrador alzó la mano y señaló a la ex académica como señal para otorgarle el completo reconocimiento de esta acción.

Sin importar este respaldo directo, que algunos aseguraron se trataba del nuevo «dedazo» desde Palacio Nacional, Monreal detalló que le ganará a ambos y se posicionará como el candidato de Morena para ser el próximo presidente de México.

«Voy a participar en el proceso interno Voy a ganarles a la buena adentro de Morena, voy a ser candidato y después Presidente de la República, porque estoy preparado para eso», aseguró Monreal.

Al ser cuestionado sobre el respaldo que AMLO ha demostrado a favor de Sheinbaum Pardo, Monreal dijo no estar preocupado, pues mencionó que nunca ha sido la persona favorita de quienes gobiernan.

«No hay problema, les vamos a ganar a la buena. Es una cosa normal se ven muy bien pero nosotros vamos a seguir. Estamos acostumbrados a la adversidad, nunca hemos sido favoritos de quienes gobiernan», declaró.
La oposición no es un tema que obstaculice su búsqueda de ser el próximo mandatario, ya que consideró «normal» a las coaliciones, como la del PRI-PAN-PRD, para frenar la Cuarta Transformación que propusieron Morena y el presidente desde su llegada a lo más alto de la política mexicana.

«No nos preocupa ningún opositor, ni tampoco el que se constituya un bloque opositor, porque tenemos capacidad y talento para enfrentarlo y para ganar», sentenció.

Finalmente, un tema obligado a reconocer fueron las fisuras evidentes dentro del partido fundado por AMLO en 2011, mismas que han quedado claras en redes sociales o en actos dentro del partido, como aquella ocasión cuando Mario Delgado fue abucheado por la propia militancia durante el evento denominado «3 años de la victoria del pueblo», realizado en el Auditorio Nacional.

Con información de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: