Regreso a clases presenciales enfrenta “falta de planificación y organización”

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) externó este lunes su preocupación por la “evidente falta de planificación y organización” en la estrategia de regreso a las aulas por parte del gobierno federal, toda vez que acusó que no hay cuenta de una política pública con perspectiva de derechos de la niñez.

A través de un desplegado, la Redim criticó que no exista una eficiente coordinación entre las secretarías de EducaciónSalud y en general del propio Ejecutivo Federal para garantizar información para las familias y los alumnos sobre el regreso a clases presenciales en los estados, ni las medidas de salud a las que deberán apegarse.

“No observamos evidencias de una estrategia integral para garantizar que el inicio de las clases presenciales, a partir del 30 de agosto, cuente con todas las medidas que se requieren para asegurar de manera efectiva el acceso a los derechos a la educación y a la salud que deben tener los alumnos y alumnas en México, incluyendo el de la participación e información”, señaló.

La organización hizo un llamado a la necesidad de una estrategia de avances progresivos, toda vez que reiteró que es preocupante la poca claridad que existe al momento sobre qué entidades del país podrán retomar las clases presenciales.

“A pocos días del regreso a clases es inexcusable la falta información dirigida a niñas, niños y adolescentes en donde se les explique qué es lo que están a punto de vivir”, criticó.

Además, aseguró que es insuficiente que las autoridades se limiten a publicar el calendario escolar o protocolos sanitarios genéricos, sin ofrecer más información y espacios de diálogo y señaló que dejar esta labor a las familias no da cuenta de una política pública con perspectiva de derechos de la niñez.

También refirió que resulta fundamental la necesidad de incluir a niñas, niños y adolescentes en la estrategia nacional de vacunación contra la Covid-19.

La Redim consideró que aunque es positivo que se esté autorizando la vacunación a algunos niños mediante un procedimiento judicial, “esto dista mucho de ser una política de salud incluyente, por lo que alertamos sobre la posibilidad de que esta exclusión pueda materializarse en un acto de discriminación”.

México está a tiempo de unirse a los países de América Latina que han comenzado a implementar la vacunación a menores de 18 de edad, tal como lo ha hecho El Salvador, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay. También estamos frente a la oportunidad única de aprender de las buenas prácticas que en países de la región se implementaron ya para el retorno presencial a las escuelas”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: