‘Queremos trabajar, no queremos problemas’: migrantes haitianos

Luego de mucho esperar en el albergue Senda de Vida y en la plaza de la República con la esperanza de alcanzar el sueño americano, migrantes haitianos han comenzado a trabajar en diferentes establecimientos de la ciudad de Reynosa.

Los extranjeros se encuentran laborando en mercados, tiendas de ropa, o en la construcción, donde se les asignan actividades como barrer, guardias de seguridad, descargar camiones, pesar fruta y verdura.

El caso de Peter, un haitiano que se encuentra trabajando en la construcción dijo que no quiere problemas en la ciudad, simplemente buscan el sustento diario para comer y mantener su salud.

“Nosotros aquí queremos trabajar, no buscar problemas, en mi país es una situación difícil porque no hay trabajo, mataron al presidente y todo se ha vuelto difícil”, dijo el refugiado en esta frontera.

LAS MUJERES TAMBIÉN LE ENTRAN

Mientras que otros han encontrado trabajo como vendedores de ropa en negocios locales de la peatonal Hidalgo en el centro de Reynosa.

Elsa, es migrante haitiana y estuvo mucho tiempo en Brasil antes de llegar a esta frontera, por lo que no domina el español y lo que pudo decir es que, tiene aproximadamente dos semanas trabajando en una tienda de ropa y le va muy bien.

Asimismo, son otros cuatro caribeños que se están trabajando en una frutería con la finalidad de obtener dinero para atender las necesidades de su familia.

Hasta el momento las empresas no están contratando extranjeros y a pesar de cumplir con los documentos que piden y la experiencia para cubrir las vacantes.

Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo son los tres municipios con mayor número de migrantes en Tamaulipas, de acuerdo a la delegación de la Secretaría de Gobernación.

Aunque no hay una cantidad exacta que defina a los migrantes, pero se tiene el conocimiento de que los extranjeros hacinados en la plaza de la República son más de 2 mil incluyendo a mejores de edad.

Por otra parte, los haitianos esperan a que se reactiven los trámites para asilo político en los Estados Unidos, mientras aguardan buscan el sustento diario de forma honrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: