Perros mexicanos son entrenados para detectar COVID

Los humanos que pasan por una infección de COVID-19 emiten un peculiar aroma, el cual puede ser detectado por los perros.

Por ello, científicos del Cinvestav Mérida trabajan en conjunto con el centro de entrenamiento canino Obi-K19 de Hermosillo, y la Universidad de Sonora, cuyos perros en entrenamiento, han logrado una eficacia del 80 por ciento en las detecciones de contagios de coronavirus.

“La gente cuando está enferma produce ciertos compuestos que libera al ambiente, a través de su respiración o de su sudor que los perros son capaces de detectar, entonces queremos saber exactamente cuáles son esos compuestos para poder generar lo que se conoce como pseudoaromas”, dijo Víctor Vidal Martínez, investigador de la Unidad Mérida del Cinvestav.

Los investigadores están tratando de identificar cuáles son los compuestos orgánicos volátiles que se generan al infectarse de COVID, para después reproducir los pseudoaromas.

Vidal Martínez explicó que los pseudoaromas son utilizados en estas tecnologías de entrenamiento de los perros, para la búsqueda de bombas, personas, o drogas.

“Nuestra intención es saber cuáles son estos compuestos orgánicos volátiles que está produciendo la gente y entonces, generar pseudo aromas que nos permitan entrenar a una buena cantidad de perros”, indicó el científico.

Para poder realizar este proyecto, se requiere tomar al menos mil muestras de sudor y saliva de personas sanas y contagiadas de COVID-19.

Los voluntarios impregnan en gasas el aroma de sus axilas y rostro, las cuales son colocadas en envases especiales y se analizan en el cromatógrafo de gases, un aparato que calienta la muestra y detecta los iones presentes, detectando de qué compuestos se trata y poder así generar los pseudoaromas.

La otra mitad de las muestras se usa para que los caninos las puedan olfatear y los investigadores registren el porcentaje de efectividad respecto de la detección.

Los perros detectores de COVID-19 serían para su uso en aeropuertos y centrales, donde transitan miles de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: