Pagaron por ver una villa iluminada y esto fue lo que encontraron

Emocionados porque son los primeros eventos públicos luego casi un año por la pandemia, cientos de habitantes de Querétaro compraron boletos para visitar la villa iluminada.

El costo del boleto fue de 180 pesos por persona, nada barato, por lo que había expectativas muy altas.

Pero al llegar, los visitantes se encontraron con uno que otro adorno navideño comprado en un centro comercial y una retroexcavadora con unas series mal colocadas.

Fue en el viñedo de la Finca Ancestra donde le invirtieron más al marketing prometiendo un recorrido iluminado con 100 mil luces.

Decepcionados, los visitantes denunciaron en Facebook el fraudulento evento y dieron malas reseñas del lugar (pues quién no).

Además se quejaron de los altos costos que manejan en los tres stands de comida.

Lo que debería de ser una experiencia bonita, en familia, fue una amarga vivencia, incluso para los dueños de la Finca, quienes fueron multados por no contar con los permisos correspondientes para realizar este evento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: