No se han registrado casos de viruela del mono en México

La Secretaría de Salud (Ssa) informó que hasta este miércoles 25 de mayo no se han registrado casos de viruela del mono en México, pese a la alerta levantada por el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave).

En el último corte, sin embargo, la dependencia encabezada por Jorge Alcocer respaldo el llamado a extremar precauciones, luego de que la enfermedad se registrara en 12 naciones del mundo.

La SSa describe que el sarpullido que provoca esta enfermedad comienza con máculas -manchas de color diferente- y evoluciona a vesículas, pústulas -lesiones con pus y llagas- y costras.

Ante ello, recordó que es una enfermedad parecida a la varicela, pues ambos virus son de la misma familia.

La SSa recomienda a la población:

  • Lavarse las manos de forma frecuente, con agua y jabón o solución alcohol gel.
  • Cubrir nariz y boca con la parte interna del codo al estornudar o toser.
  • Evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.
  • Cuando se esté físicamente cerca de una persona enferma, usar mascarilla médica, especialmente si está tosiendo o se tiene lesiones en la boca.
  • Lavar la ropa, toallas, utensilios para comer y sábanas que hayan estado en contacto con la persona enferma, utilizando agua tibia y detergente.
  • Limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano.
  • Evitar el contacto con las lesiones; si se deben tocar, utilizar guantes y desechar de forma correcta.
  • En caso de presentar síntomas, acudir a atención médica y evitar el contacto con otras personas.

Recordaron que cualquier persona que presente una erupción cutánea o de mucosas, aguda inexplicable es, en este punto, considerada como un caso sospechoso de viruela del mono en México.

La primera fase que se desarrolla en los primeros cinco días se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza intenso, ganglios inflamados, dolor de la espalda baja, dolores musculares y falta de ganas de moverse o hacer alguna actividad física. La segunda fase es la de aparición de pequeñas ampollas, que inicia los días uno y tres después del inicio de la fiebre; en ese momento aparecen las distintas fases del sarpullido que, por lo general, afecta primero la cara y posteriormente se extiende al resto del cuerpo”.

Pese a la detección de casos, ni la Ssa ni el Conave han llamado hasta ahora a evitar los viajes al extanjero.

No hay tratamientos ni vacunas específicas para la viruela del mono, pero los brotes pueden controlarse con la vacunación contra la viruela, según la OMS.

La viruela del mono, de la que se han detectado recientemente casos en Europa y Norteamérica, es una enfermedad poco común originaria de África.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: