En el Estado de México, una madre de familia corrió a su hijo de 12 años por no cubrir su cuota mensual de alojamiento y alimentación.

Lo anterior ocurrió en el municipio de Tecámac, donde la mujer de 33 años de edad pedía a su hijo una suma de 350 pesos mensuales, por lo que el menor tuvo la necesidad de vender jugos.

También le cobraban al niño dinero extra por hacer uso de todos los servicios, así como los utensilios para comer y beber. Para tener acceso a la regadera, el niño también que pagar y solo se le permitía bañarse con agua fría.

Vecinos de la zona denunciaron esta situación ante las autoridades correspondientes, quienes lograron rescatar al niño de 12 años, quien fue diagnosticado con el síndrome del niño maltratado.

El menor de 12 años, quien dijo ser originario de Veracruz, quedó bajo la protección del DIF municipal

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *