Un horrible crimen contra un par de niños de 9 y 10 años de edad está causando conmoción en Honduras, porque la responsable de su muerte fue su propia madre quien decidió envenenarlos.
Los lamentables hechos ocurrieron en el municipio de Jesús de Otoro en el departamento de Intibucá en Honduras cuando los menores fueron trasladados de urgencia a un hospital de la zona.

De acuerdo con la versión del médico que atendió a uno de los menores que llegó con vida al hospital, este refirió que su madre les había dado una golosina y unas pastillas.

Cuando el personal médico realizó un lavado de estómago al menor, sustrajeron residuos de fosforo de aluminio, por lo que los cadáveres fueron enviados a la morgue del Ministerio Público para realizar autopsia de ley.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *