El Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que el próximo 6 de junio, fecha de la jornada electoral local y federal, será obligatorio que todos los ciudadanos que deseen votar deberán usar un cubrebocas.

De no portarlo antes de ingresar a la casilla de votación, los funcionarios de dicha casilla podrán proporcionarle un cubrebocas y en caso de que el ciudadano se niegue a usarlo, no se le permitirá el acceso y se podrá llamar a la fuerza pública para que mantenga el orden.

El acuerdo fue aprobado por unanimidad de los consejeros electorales en sesión de este jueves, a pesar de que la consejera Norma Irene de la Cruz había planteado una propuesta distinta, que no prosperó, para que, en caso de que algún ciudadano se negara a usar el cubrebocas, no se le impidiera el acceso, sino que se esperara a su salida para que otro votante pudiera pasar.

En el acuerdo se estableció que el uso obligatorio de cubrebocas para poder votar se trata de una “medida extraordinaria y temporal” y tiene la finalidad de proteger la salud de quienes se encuentre al interior.

“En caso de existir negativa del ciudadano o ciudadana de hacer uso del cubrebocas, se le negará la entrada a la casilla; en el supuesto de ya encontrarse en el interior, y se quite el cubrebocas, negándose a colocarlo de nuevo, el presidente de la casilla le solicitará que se retire de ella”, dice el acuerdo aprobado.

Si por esta razón el ciudadano o la ciudadana altera el orden en la casilla, el presidente dará aviso de inmediato al consejo distrital y los acontecimientos deberán ser asentados en el acta correspondiente por el secretario de la Mesa Directiva de Casilla, añade el documento.

El consejero presidente del INE, Lorenz Córdova, aseguró que lo que se busca evitar es “lo que en las casillas se padezca lo que ya se padeció en algunas otras instancias del instituto, como la sala del Consejo General, es decir, que alguien, pretextando su visión personal de la libertad o argumentando que goza de plena salud, pretenda alterar la sana convivencia al interior de las casillas y que con ello, ponga en riesgo la salud de todas las personas que estén en ellas, incluidos las y los integrantes de las mesas directivas de casilla, las y los representantes de partidos y coaliciones, las y los observadores electorales y las y los votantes”.

Dijo que el día de la elección, en cada casilla se mostrará un croquis con entrada y salida de casilla, se marcará la sana distancia, se permitirá sólo la presencia de dos votantes simultáneamente en cada casilla, se dará gel antibacterial, se adaptarán las mamparas para evitar contacto con cortinillas y se pedirá a los ciudadanos llevar su propio bolígrafo, crayón o marcador para votar.

Córdova además dijo que se busca que las casillas sean espacios donde prevalezca la libertad en doble sentido: libres para el ejercicio del sufragio sin condicionamientos, sin ningún tipo de constricciones y de manera autónoma y libres de la posibilidad de cualquier contagio del virus que ocasiona la enfermedad del covid-19.

Con Información de Agencia

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *