Investigadores de la LMU Klinikum, perteneciente a la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich, Alemania, realizaron una encuesta en línea a adultos seis meses después de que padecieran COVID-19.

La encuesta fue contestada por 127 de 148 personas invitadas por correo electrónico (86 por ciento). El 91 por ciento de los participantes habían sido tratados como pacientes ambulatorios (no requirieron hospitalización) durante la enfermedad.

Los científicos, cuyo estudio no ha sido revisado por pares (por otros científicos de ese nivel), encontraron que seis meses después de la infección, el 67 por ciento de los participantes presentaron al menos un síntoma como consecuencia del COVID-19.

La disnea de esfuerzo o «falta de aire» (30 por ciento de los participantes), la fatiga (25 por ciento) y la disminución del sentido del gusto y el olfato (19 por ciento) fueron los síntomas individuales más comunes.

La disnea de esfuerzo y la fatiga se informó con más frecuencia después de una enfermedad grave, pero la disminución del sentido del gusto y el olfato no se relacionó con la gravedad de la enfermedad.

De acuerdo con los investigadores, el grupo de edad y el sexo no se asociaron con la frecuencia de los síntomas.

Fuente: Financiero 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *