Mujer que murió en accidente; alcanzó a despedirse de su bebé

Tres personas heridas de gravedad entre las que estaba una bebé de tres años y una víctima fatal, fue el saldo de un accidente ocurrido en la carretera Saltillo – Torreón.

A las 4:30 de la tarde en punto, repentinamente el tráfico vehicular de la carretera Saltillo – Torreón, detuvo su marcha con dirección hacia el sur.

Debido a que no se observaban patrullas ni ambulancias, un grupo de personas que rodeaban un vehículo totalmente destruido decidió bajar a ayudar. Después de valorar que solo quedaba solicitar asistencia médica, un grupo de civiles auxilió a una familia completa que yacía sobre la carretera con golpes.

A esa hora todos aún estaban con vida. Hombres y mujeres entre los que había policías fuera de servicio, así como médicos y choferes de camiones ponían de su conocimiento para auxiliar a las personas.

En el suelo, dialogamos con María Sánchez de 57 años de edad, quien nos proporcionó el nombre de los accidentados, eran su esposo Juan Sánchez Valenzuela se 59 años de edad, la bebé Sara de tres años, quien estaba semiconsciente y su madre Graciela de aproximadamente 35 años de edad, quien a las cinco de la tarde con 20 minutos dejó de respirar.

A través de las redes sociales de Multimedios Televisión y Milenio, transmitimos en vivo el accidente para alertar a quienes pudieran ofrecer ayuda y enviar ambulancias.

El tiempo era fundamental para quienes había sobrevivido al accidente, cuando a las cinco de la tarde con 25 minutos arribó en sentido contrario una ambulancia de San Pedro de Las Colonias, donde subieron a la pequeña Sara y fue llevada a un hospital, pero minutos más tarde nuestro llamado surtió efecto.

La unidad aérea de la Policía de Acción y Reacción (PAR) perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública hizo su arribo, policías de la Guardia Nacional comandados por el Capitán Camul, detuvieron el paso de las unidades para permitir el aterrizaje en ambos carriles.

De él, descendió el teniente Adelaido Flores Díaz, con quien mantuvimos la comunicación después del accidente, en el trayecto y llegada de la aeronave.

Tras valorar que doña María ocupaba su traslado, fue abordado junto con su esposo Juan y llevada al mismo hospital de San Pedro donde era asistida la pequeña Sara.

En el suelo quedó Graciela, madre de la menor, quien en sus últimas expresiones logramos escuchar solo un llanto por lo que había ocurrido, momentos después dejó de respirar. En el despegue, de la unidad aérea su cuerpo sería expuesto a la mirada de personas que descendieron del automóvil para tomar fotografía y videos de lo que parecía una escena de película, por lo que decidimos sujetarla de su pierna derecha hasta que la unidad despegó de donde hubo caos.

De acuerdo a declaraciones de Juan, todos ellos venían de un viaje largo en Houston, Texas, donde visitaron a su sobrina Graciela, tenían como destino a bordo del vehículo tipo Sportage de la marca Kia con las placas (HHX-5260) la ciudad de Gómez Palacio donde desafortunadamente no lograron llegar.

Con Información de Agencia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: