Mexicanos migrantes llegan a la Casa Blanca; exigen reforma migratoria

Migrantes mexicanos en Estados Unidos se han dado cita desde temprana hora afuera de la Casa Blanca, en Washington, previo a la IX Cumbre de Líderes de América del Norte, en donde estará presente el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Entre pancartas, porras y mariachis, los connacionales esperan la llegada del Titular del Ejecutivo de México, quien este jueves sostendrá reuniones con su homólogo estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Al ritmo del “Son de la Negra”, los paisanos esperan con entusiasmo que López Obrador le plantee a Biden que cumpla con el compromiso de la reforma migratoria, con la cual se busca regularizar la situación de los migrantes. 

Con globos de color azul y rojo, pancartas y banderas de México yEstados Unidos, los connaconales también han entonado el Himno Nacional Mexicano. 

En las pancartas también se puede  leer: “AMLO el mejor presidente del mundo” y “AMLO eres un líder mundial”. 

López Obrador hablará de economía y de las vacunas anticovid-19 con Joe Biden y Justin Trudeau en Washington durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, en la que rehuirán temas peliagudos como Cuba y la reforma eléctrica.

México llega a la llamada Cumbre de los Tres Amigos, la primera desde 2016, con “una visión optimista” porque el ambiente es “positivo”, afirmó el miércoles el canciller Marcelo Ebrard en una rueda de prensa en Washington.

El programa “Quédate en México”, que obliga a los migrantes que solicitan asilo a esperar en este país la resolución de sus casos, tampoco figura en la agenda, pero no se descarta del todo, añadió el canciller.

En cualquier caso, el presidente mexicano apoya la reforma migratoria de Biden, que puede permitir la regularización de 11 millones de indocumentados.

Los tres mandatarios no darán una rueda de prensa al final de la jornada, sino que emitirán una declaración conjunta porque, según el canciller mexicano, es “más precisa”. 

Con ella cerrarán un encuentro que marca el cambio de tono de la Casa Blanca de Biden tras la tumultuosa presidencia de Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: