López Gatell, “sí existo”: Niño con cáncer que perdió la vista por falta de medicamentos

El niño Fernando Gael, para demostrar que sí existe y recordar que por el desabasto de medicamentos su tratamiento contra el cáncer fue interrumpido y perdió la vista, acompañó a sus papás el jueves a presentar una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, por el presunto delito de genocidio, discriminación y omisiones.

La madre del menor, Leslie Martínez, y el padre de Fernando forman parte del grupo de 15 familias que presentaron la sexta denuncia por la escasez de medicamentos para darles tratamiento a sus hijos, y la primera que se presenta únicamente contra López Gatell y por el delito de genocidio.

“No tendríamos que estar metiendo denuncia tras denuncia para que los niños reciban algo que por ley les corresponde”, dijo Leslie Martínez.

De acuerdo con El Universal, el tratamiento de quimioterapia de Fernando fue interrumpido a causa del desabasto de fármacos en el país.

Fue el 7 de mayo de 2020 cuando los papás de Fernando recibieron la noticia de que el tumor en el ojo izquierdo del pequeño ya había crecido demasiado que perdió la vista de ese ojo por completo y en su órgano derecho únicamente tiene un 10 por ciento de visibilidad, por lo que legalmente el niño es considerado como invidente.

Desde esa fecha, las salidas con sus hijos han cambiado, ya que Fernando necesita que alguien lo guíe todo el tiempo en la vía pública.

“Hemos tenido prácticamente que dedicarnos al cuidado de él para guiarlo y enseñarle a guiarse, para que no choque, no se llegue a pegar, ha sido un poco difícil para él, que es a veces frustrante haber visto y de repente ya no, ahorita con esto es más difícil”, relató la madre del niño.

Agregó que le “da muchísimo sentimiento pensar o saber que en algún momento tanto su papá como yo podamos hacerle falta y no saber quién pueda apoyarlo y estar ahí para él”.

Los padres del menor también demandaron al Estado mexicano para conseguir una pensión vitalicia, al considerar que el desabasto de medicamentos provocó que el tratamiento de Fernando no tuviera mejores resultados y terminara por dejarlo discapacitado de por vida.

El padre del niño dijo que “no nos han dado respuesta, no vemos ninguna acción; los abogados nos dicen que el asunto está paralizado y no nos dicen si esto es justificado.”

Agregó que “los gastos del cuidado de Fernando se han incrementado porque tenemos que comprar las hojas especiales y sus materiales para que aprenda a leer en braile”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: