La menor que sobrevivió al tiroteo en Texas por fingir estar muerta

Miah Cerrillo, de 11 años, sobrevivió al tiroteo de Uvalde, Texas cubriéndose con la sangre de un compañero de clases y fingiendo estar muerta mientras escuchaba disparos y gritos, contó la niña a una periodista de CNN.

El testimonio fue obtenido en una entrevista fuera de las cámaras.

También tienes que leer: Estados Unidos retira a Julión Álvarez de su lista negra en Hacienda

Miah, que de acuerdo con el canal está tan traumatizada que no puede hablar con hombres, narró el horrendo ataque perpetrado el martes por Salvador Ramos, de 18 años, quien asesinó a 19 niños y dos maestras en la escuela primaria Robb en Uvalde, una comunidad mayoritariamente latina de Texas.

La clase de Miah estaba viendo televisión en una sala con dos maestras cuando recibieron el mensaje de que había alguien disparando dentro de la escuela, narró la niña de acuerdo con CNN. 

Una de las maestras fue a la puerta y se deparó con Ramos quien la siguió adentro del salón, le dijo “Buenas noches” y le disparó. Enseguida, abrió fuego con un rifle semiautomático contra la otra maestra y a los niños.

Miah dice haber visto balas volando alrededor. CNN informó que fragmentos de bala la impactaron en los hombros y en la cabeza. 

Ramos fue al salón de clases contiguo, y enseguida ella oyó más disparos y gritos. Las balas pararon, y comenzó a oír “música triste”.

Ella dice haber alcanzado el teléfono de una maestra junto a un amigo para llamar al servicio de emergencia pidiendo ayuda. “Estamos en problemas”, dijo. 

Asustada de que Ramos regresara y la matara, se cubrió con la sangre de un compañero de clases que falleció a su lado y fingió estar muerta por lo que para ella se sintió como tres horas.

De acuerdo con CNN, Miah dijo no poder dormir y estar perdiendo el cabello tras el ataque. 

Su madre, Abigale Veloz, abrió una recaudación de dinero en línea a través de GoFundMe para costear tratamiento psicológico y médico. 

“Ella es una sobreviviente del tiroteo de la escuela de Uvalde. Su salón de clases estuvo bajo ataque”, escribió Veloz en la página donde hay una foto de Miah. 

“Ella necesitará mucha ayuda con el trauma que está viviendo. Mi hija es una persona increíble y es una buena hermana. Ella necesitará ayuda con sus gastos médicos causados por un fragmento de bala en la espalda”.

La tarde de este viernes, las donaciones superaban los 270 mil dólares, con una meta inicial de 10 mil. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: