Haitianos cruzan México escondidos en autobuses para llegar a Tamaulipas

Estados Unidos cerró este fin de semana su frontera con México en Del Río, Texas, para frenar la entrada de migrantes haitianos y evitar una “estampida” de indocumentados.

De acuerdo con el periodista de Univisión, Pedro Rojas, hasta ayer había un poco más de 12 mil personas en el campamento provisional implementado en dicha parte de la frontera, la cual estará cerrada hasta el próximo 24 de septiembre.

Reveló que la “meta” del jefe de la Patrulla Fronteriza, Raúl Ortiz, es movilizar hoy a 3 mil haitianos a través de autobuses y vuelos.

“Estarán siendo llevados a otras ciudades fronterizas para que sean procesados y ahí se decida si pueden ser deportados o se van a quedar en Estados Unidos, con notificación de presentarse ante la Corte”, detalló; sin embargo, se presume que la mayoría de los migrantes serán deportados a su país de origen o devueltos a México.

Por su parte, el reportero de “Por la mañana”, Marco Silva, explicó que los migrantes llegaron “a escondidas” a Acuña, Coahuila, y Reynosa, Tamaulipas, desde donde ingresaron a Estados Unidos.

Los indocumentados arribaron a dichos puntos fronterizos escondidos en autobuses, carros y camionetas. Mientras que algunos viajaron de Monterrey, Nuevo León, a Reynosa en camiones de transporte público, ya que las terminales no tienen prohibido venderles boletos de viaje.

Silva recalcó que Acuña y Reynosa son ahora “las tierras prometidas” de los migrantes, ya que son la puerta a Estados Unidos.

“Todos estos miles de haitianos se van a quedar justo en la frontera entre México y Estados Unidos, no importa si es Texas, Nuevo México o incluso California”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: