Boxeadora mexicana Alma Ibarra detiene su pelea: ‘¡Quiero regresar viva!’

El boxeo profesional es un deporte de riesgo y puede provocar graves lesiones e incluso terminar con la vida de un boxeador sobre el ring y por ello la mexicana Alma Ibarra no quiso arriesgarse más.

Varios boxeadores profesionales han perdido la vida en lo que va del año –como el sudafricano Simiso Buthelezi, quien empezó a soltar golpes al aire– y algunos otros han ido al hospital –como la mexicana Alejandra Ayala, que estuvo en coma.

Un momento de gran tensión se vivió el sábado durante la pelea entre la boxeadora mexicana Alma Ibarra y la estadounidense Jessica McCaskill en la Tech Port Arena de San Antonio, Texas.

Las boxeadoras disputaban los títulos wélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB), la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Organización Internacional de Boxeo (OIB).

Boxeadora Alma Ibarra detiene su pelea

Alma Ibarra disputaría el cuarto round (de 12) ante Jessica McCaskill, pero la boxeadora mexicana se negó a continuar la contienda.

Aunque la púgil regiomontana no se veía físicamente tan dañada, había recibido varios golpes de la campeona defensora y le dijo a su entrenador que no quería seguir.

“¡No, no!. Yo solo quiero llegar viva a mi casa”, exclamó y enfatizó la púgil en su esquina ante la insistencia de su entrenador por seguir la pelea.

El referee José Guadalupe García se acercó a la esquina para saber por qué Ibarra no se levantaba y al informarle la situación, terminó la pelea y decretó nocaut técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: