Baja a 7 días aislamiento de personas confirmados o sospechosos de COVID-19

Los periodos de aislamiento por COVID-19 se redujeron a siete días en personas con casos confirmados o sospechosos leves que no requieran hospitalización, indicó la Secretaría de Salud.

Al inicio de la pandemia, el periodo recomendado era de 14 días, luego disminuyó a 10 días en diversos países conforme aumentaba la evidencia científica sobre el estudio del virus SARS-CoV-2.

Sin embargo, en la última actualización del Lineamiento Estandarizado para la Vigilancia Epidemiológica y por Laboratorio de la Enfermedad Respiratoria Viral, se establecen siete días para el periodo de aislamiento en pacientes ambulatorios, con la finalidad de cortar las cadenas de contagio.

En aquellos casos sospechosos que no requieran hospitalización, “se deberán manejar en aislamiento domiciliario de 7 días (con 48 horas sin síntomas) y dar seguimiento a través de monitoreo diario durante 7 días, así como cerrar el evento de la enfermedad en plataforma”, se lee en la página 33, que contiene una serie de indicaciones para el personal sanitario.

Agrega que si a una persona se le confirma COVID-19 o por el contrario, no se cuenta con posibilidad de resultado, será necesario indicar el aislamiento del paciente también por siete días, a partir del inicio de síntomas, con la finalidad de evitar más infecciones entre las personas con las cuales tiene contacto.

El lineamiento incluye un aparato de acciones en caso de brotes de COVID comunitarios o en las unidades de salud.

En esas situaciones  describe que «se deberá llevar a cabo el aislamiento de los casos sospechosos a los cuales no se les pudo realizar la muestra, a los casos con diagnóstico de enfermedad respiratoria viral leve en su domicilio durante 7 días.

En contraste, los casos que cumplan con definición de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG) deberán de ser referidos a una unidad de segundo o tercer nivel de atención para su manejo.

El lineamiento de la Secretaría de Salud define que un caso sospechoso de enfermedad respiratoria viral será toda persona de cualquier edad que en los últimos 10 días haya presentado al menos uno de los siguientes signos y síntomas: tos, disnea, fiebre o cefalea, acompañados de al menos uno de los síntomas de la siguiente lista: dolor muscular, dolor articular, dolor en la garganta al pasar saliva o alimentos; escalofríos, dolor torácico, escurrimiento nasal, polipnea o aumento de la profundidad y frecuencia de la respiración, pérdida del gusto o del olfato o conjuntivitis.

El documento precisa que se considerará como paciente recuperado a aquel caso confirmado o sospechoso, en el cual hayan transcurrido 14 días a partir del inicio de síntomas y que no hubiera fallecido ni se encuentre aún hospitalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: