Arranca Trump su propia red social con problemas técnicos

 La nueva red social de Donald Trump, “Truth Social”, inició su puesta en línea progresiva pero miles de usuarios eventuales lidiaban con problemas técnicos o eran colocados en una lista de espera este lunes debido a lo que la aplicación calificó una “alta demanda”. 

Esta aplicación móvil, que debe quedar totalmente funcional a fines de marzo, más de un año después de la exclusión del expresidente estadounidense de grandes plataformas digitales, se ponía a la cabeza de las aplicaciones más descargadas en la tienda en línea de Apple en Estados Unidos.

Solo horas después del lanzamiento de “Truth Social” en la “App Store”, numerosos usuarios, entre ellos periodistas de la AFP, constataron directamente sin embargo, que no podían acceder aún a la flamante red social.

En la pantalla de algunos teléfonos móviles surgía el siguiente mensaje: “Debido a una alta demanda, te hemos puesto en una lista de espera. Te queremos y no eres apenaso un número para nosotros”.

Otros usuarios que habían solicitado la aplicación por anticipado no pudieron finalizar su inscripción al recibir un mensaje de error en el paso final.

En cambio, personalidades cercanas a Trump que tuvieron acceso a una versión de prueba de la aplicación antes de su lanzamiento, estaban presentes en la plataforma. 

Es el caso de la legisladora republicana Marjorie Taylor Greene, cercana a las teorías de conspiración, quien publicaba el domingo capturas de pantallas de sus primeros mensajes en “Truth Social”, cuyo aspecto se asemeja al de Twitter.

“Siendo la única congresista cuya cuenta de Twitter personal fue bloqueada, sé lo que millones de conservadores hemos debido soportar al ver sesgada su libertad de expresión por los gigantes de la tecnología por no repetir como loros el mensaje autorizado”, tuiteó desde su cuenta como legisladora.

“Verdad”

“Truth Social” (“Verdad Social” en español) fue presentada por Trump como una alternativa a Facebook, Twitter y Youtube, de las que ha sido excluido bajo pretexto de  haber incitado a sus partidarios a la violencia antes de que una multitud invadiera el  Capitolio -sede del Congreso-, el 6 de enero de 2021, cuando se debía certificar la victoria de su rival demócrata Joe Biden en las elecciones de 2020.

“Es especial para mí ver a las personas que vieron su voz apagada, utilizar la plataforma”, manifestó Devin Nunes,  director de Trump Media & Technology Group (TMTG), la casa matriz de la nueva red social, en una entrevista el domingo a la cadena conservadora Fox News.

“Llegó el tiempo de la Verdad”, había celebrado el martes Donald Trump Junior, hijo del expresidente, publicando en su cuenta de Twitter una captura de pantala de un mensaje de su padre en la nueva red social: “Prepárense! Su presidente favorito va a recibirlos pronto”.

“Truth Social” se hizo activa un 21 de febrero, un día feriado en Estados Unidos en honor de los presidentes de ese país.

Suspenso

A sus 75 años, Donal Trump deja dudas sobre su intención de volver a competir por la investidura republicana en la carrera a la Casa Blanca.  

El exmandatario (2017-2021) enfrenta varias investigaciones por sus declaraciones de impuestos y por la forma en que habría intentado mantenerse en el poder tras la derrota en las elecciones de noviembre de 2020. Así mismo, su gestión de documentos oficiales, que debieron haber sido transmitidos a los archivos nacionales, está bajo la lupa.

Antes de la supresión de su cuenta de Twitter, esa red social era la favorita de Trump, de la cual se servía día a día para hacer anuncios presidenciales y para formular ataques contra sus enemigos políticos. Contaba con cerca de 89 millones de seguidores a los que se dirigía a diario.

Según varios comunicados, Trump Media & Technology Group dispone de unos 1,250 millones de dólares para enfrentarse a sus competidores en el mercado, ya copado de redes sociales ultraconservadoras como Gettr, lanzada a inicios de julio por el ex consejero de Trump, Jason Miller, y también las redes Parler y Gab.

En diciembre, TMTG anunció una alianza con la plataforma canadiense de distribución de videos Rumble, precisando que una versión beta había sido lanzada utilizando su servicio informático de nube (en remoto).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: