Abuelo es acusado de secuestrar a su propio nieto por ser de diferente color

En medio de una tensión en Estados Unidos por el tema racial, la cadena Univision dio a conocer la historia de un abuelo de origen mexicano que fue acusado de secuestrar a su propio nieto solo por el hecho de ser de diferente color.

En un caso claro de racismo, este abuelo estuvo a punto de pisar la cárcel, sólo porque una persona creyó que intentaba secuestrar a su propio nieto ya que el pequeño es de tez clara, mientras que él es moreno.

Hace algunos días se hizo conocida la historia de Abel Mata, un abuelo que nació en México, pero que a los cinco años se fue a vivir junto a su familia a Los Ángeles, California. Un hombre que como lamentablemente muchos otros con raíces distintas a las del país vecino, fue víctima de racismo, y no solo eso, sino que lo pusieron en una situación muy a grave, a tal punto de que estuvo a punto de pisar la cárcel.

Resulta que Abel como casi todos los días, aprovechó el tiempo para salir a pasear junto a su nieto de origen hispano-estadounidense. Después de dar unas cuantas vueltas por el vecindario, ambos regresaron a su casa y fue justo en ese momento cuando las cosas se pusieron feas, pues mientras estaba metiendo algunas cosas a la cajuela del carro de su esposa, una policía se le acercó.

Una vecina lo acusa de secuestrar a su propio nieto

De acuerdo con Univisión, el hombre contó que de inmediato un grupo de agentes comenzaron a rodearlo sin ninguna razón aparente. La policía le dijo que habían recibido un reporte de que un hombre adulto de origen hispano estaba secuestrando a un niño norteamericano, y el abuelito por supuesto que no entendía nada pues según lo que cuenta, un montón de patrullas llegar a su casa como si fueran a detener a un criminal.

“Se me acercó porque los había llamado para informar de un hombre mexicano con un bebé blanco. Tenía que probar que no estaba secuestrando a este bebé blanco debido a mi piel de tez morena” cuenta el señor Abel. Y después de un momento de confusión, por fin entendió que era lo que sucedía: una vecina estadounidense fue quien lo acusó ante la policía.

Por fortuna no le pasó nada, pero esta no es la primera vez que lo discriminan

Este abuelo relató que del otro lado de la calle, había una mujer parada viendo todo lo que pasaba y tras investigar qué era lo que había pasado, todos se enteraron de que ella había sido quien llamó a los agentes para que lo capturaran. Afortunadamente para él, la policía se dio cuenta de que estaba diciendo la verdad y la cosa no pasó a mayores, pero una vez más, dejó en evidencia el racismo que existe hacia los mexicanos.

“Me juzgaron según el color de mi piel y el color de la piel de mi nieto. Me decía que yo era un secuestrador. Gritaba que estaba tratando de secuestrar al niño”, dijo don Abel, pues no es la primera vez que le pasa algo así. Athena, la hija de este señor cuenta que tiro por viaje es víctima del racismo y la ignorancia de algunos ciudadanos estadounidenses, pues ha visto a su padre sufrir en varias ocasiones por esta misma razón, pero nunca hasta este punto.

Abel y su hija compartieron su historia en redes sociales y buscan hacerse virales para concientizar a la ciudadanía sobre esta situación, que el racismo sigue siendo un tema importante que debe terminar de inmediato. Pero también, quieren evitar que alguien más sea discriminado o señalado como un criminal por algo tan simple como su color de piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: